Como ha ocurrido desde el año 2013, la UMC convoco al VI Seminario Internacional Oswaldo Payá Sardiñas, encuentro que representa la continuación de un diálogo que lleva ya seis anos en el tema la Vigencia del pensamiento Humanista Cristiano. El salón Bernardo Leighton, testigo de múltiples encuentros acogió a conferencistas e invitados.

Como todos los años, el encuentro se propuso abordar las múltiples facetas que el Humanismo de inspiración Cristiana presenta frente a la persona y la sociedad. La cuestión es cómo este modo de entender la vida, responde a las grandes interrogantes que nos plantea el mundo globalizado. En palabras del Rector de la Universidad Miguel de Cervantes, Gutenberg Martínez: “el encuentro Payá, representa una oportunidad para reflexionar sobre la identidad del Humanismo, sus principios y valores en el mundo de hoy, con la mente abierta, sin temor al dialogo y con fe en las propias convicciones”.

El encuentro, lleva el nombre de Oswaldo Payá Sardiñas, un hombre católico que nació en un barrio de la Habana en 1952, que dio una destacada lucha pacífica desde el Movimiento Cristiano Liberación, que el mismo creara para lograr un cambio en las condiciones políticas de Cuba. Un humanista comprometido con sus ideas, con la democracia, con su pueblo.

El programa de este año contempló cuatro ponencias o intervenciones centrales orientadas a analizar y recoger propuestas sobre la Democracia, las que fueron introducidas con la presentación del Rector de la Universidad, Gutenberg Martínez Ocamica, quien en su discurso de bienvenida sostuvo que, “la Democracia no es solo un procedimiento para legitimar el ejercicio del poder. Su buen desarrollo requiere de la existencia y práctica de una cultura democrática donde estén comprendidas los conceptos como, amistad cívica confianza, lealtad, tolerancia y diálogo”.

Las Democracias viven hoy en el individualismo y en una fuerte diversidad. Cada uno como individuo, o parte de un grupo de interés, realiza demandas donde la reivindicación más fuerte es la singularidad. El Estado intenta responder a las distintivas demandas, pero en muchas oportunidades lo hace deteriorando la noción de Bien Común pasando a llevar su propio rol de garantizarlo para toda la sociedad. El Bien Común es la esencia del Humanismo Cristiano y su riqueza permite aportar a la Democracia.”

Martínez agrego, “La incertidumbre y el conjunto de cambios indican que la Democracia debe responder a problemas más complejos, como el del populismo que crece con la simpleza y la venta de relatos basados más en la emosionalidad que en la responsabilidad. Otra característica y aporte del Humanismo Cristiano, es que junto con la legitimación de formas de dirimir las diferencias en democracia, debe reivindicarse que el principio de la cooperación es también de la esencia de la buena Democracia.”

Para Martínez, Las nuevas discusiones de la sociedad nos hacen pensar en una Democracia donde el poder ya no es uno, sino que este se constituye en distintas configuraciones de poderes. Una sociedad que transita desde la jerarquía a la heterarquia, visión que tiende a recuperar la importancia de las comunidades”.

Por ultimo, Martínez agradeció a los participantes y a cada uno de los conferencistas que le continuaron en el estrado, al Doctor en Filosofía, Sociología y Teología Agustín Ortega Cabrera, al Ex Diputado y Eurodiputado por Cataluña y Ex Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de Las Cortes de España, Josep Durán i Lleida, al Doctor en Historia y doctor en Derecho, académico Enrique San Miguel Pérez y al Abogado y profesor Universitario de la Universidad Católica y de la Universidad Federal de Goias (Brasil), Vilmar da Silva Rocha.

Presentación Inaugural VI Encuentro Oswaldo Payá Sardiñas Enero 2019

You may also like

DIPLOMADO EN MEDICINA LEGAL Y CRIMINALÍSTICA
Fallece querido profesor Enzo Pistacchio
Universidad Miguel de Cervantes tiene Magíster más accesibles entre Universidades acreditadas

Alberto Aguirre