Banner-costado-02-1

Banner-costado-02-2

banners_trabajacon_2

Banner-Validacion-2

banners_Konrad

globaltrends

banner_bolsa_de_trabajo

banners_universia

noticias

La Universidad Europea Miguel de Cervantes, Valladolid, España; saluda  a la Universidad Miguel de Cervantes,  de Santiago de Chile

                                                                  VALLADOLID, ESPAÑA    20/ABRIL/ 2013   SANTIAGO DE CHILE

 

 

GUT_Bilbao0001_2              LogoUMC        

UNIVERSIDAD EUROPEA

MIGUEL DE CERVANTES

 

 

La Universidad Europea Miguel de Cervantes celebra  con la Universidad Miguel de Cervates, Chile


 
Valladolid,  a 23 de Abril de 2013.
 
Querido Rector; queridos miembros de esa Comunidad Universitaria hermana:     

La coincidencia en el nombre del escritor más grande en la lengua que nos  hermana a los dos lados del Atlántico no es. desde luego. una casualidad. Y es por   este convencimiento en la ausencia de azar por lo que creemos que nuestro nombre. de un modo más palpable que intangible, imprime un carácter. marca una manera de hacer.

No nos queda, por consiguiente, sino plegarnos gustosos a la  invitación de este nombre y cumplir con el principio socrático de hacer lo que  somos. Somos cervantinos y lo somos con orgullo; pues hagamos de los valores  cervantinos la causa de nuestras Universidades.  Por otra parte. hermosa rendición  la que supone encontrar en el Príncipe de los Ingenios los argumentos para la  causa que desde la universalidad de su obra trascienden a la universalidad del   empeño que se nos supone como representantes de esta institución cuasimilenaria.


Si somos cervantinos. respondamos al principio cervantino del gusto por el cultivo  de las artes. El cambio del paradigma que se cursó entre los siglos XVII y XVIII.  curiosamente ese siglo XVII que despidió en sus albores a Don Miguel trasladó el  curso del objetivo del interés universitario de las artes a las ciencias; traslado  paradigmático que en el siglo pasado experimentó una nueva alteración desde las  ciencias experimentales hacia las aplicaciones técnicas.

Dejamos de hacer lo que éramos a ser lo que hacíamos. Don Miguel no hubo de asistir a este cambio. pero  la pervivencia de su nombre en el nuestro implica esa puesta en valor de la belleza artística, del cultivo de las Humanidades en cualquiera de sus formas y  manifestaciones.

La literatura parece el camino_ más sencillo para honrar a Don  Miguel pero no es, desde luego. el único. La Edad de Oro fue Edad de Oro más allá  de la literatura; y las fuentes de las que bebió nuestro laico patrón se nutren de   aquella música, de aquella pintura, de aquella arquitectura que le habían de servir  para conformar un universo propio. Hacemos siempre un hueco en nuestra  Universidad para que la expresión artística conforme la experiencia universitaria  como la exposición a las demás bellas artes supuso la generación de un ambiente  fértil para el crecimiento personal y artístico de Don Miguel.

Si somos cervantinos, seamos apóstoles de la supresión de las barreras físicas. Así  como Don Miguel recorrió el mundo sin conocer de fronteras, antes al contrario,  viajó para derribar los confines personales y geográficos que coartaban su  expansión, busquemos en nuestras respectivas instituciones que la confrontación de fronteras sea el mejor garante de que los límites no existen para el conocimiento.   Cuando las fronteras personales se venzan, la docencia alcanzará su cénit y la investigación podrá llegar a las cotas en las que puede devolver a la sociedad la  confianza depositada en ella. Cuando las fronteras geográficas se venzan, los límites difusos del conocimiento comenzarán a permear entre las disciplinas, las áreas, las  regiones, los países y podremos hablar de que nuestra Institución comienza a responder desde la perspectiva global la realidad global. La movilidad de  estudiantes, profesores y personal de administración y servicios contribuye a que el conocimiento se conozca, se enfrente, se mida, se evalúe y. una vez conocido,  enfrentado, medido y evaluado puede incorporarse al bagaje colectivo.

Somos más  en cuanto dejamos de ser lo que somos; el viaje, en cuanto cambio, cambió a Don  Miguel y nos abre la vía para cambiar nosotros, para entender al otro y para  entendernos desde la posición del otro. El trabajo de internacionalización ya es, en  nuestra pequeña universidad, como lo demuestra nuestro hermanamiento, algo que  se encuentra en nuestra sangre, algo a lo que, como cervantinos en los territorios  italianos, como cervantinos en Grecia, en Túnez. en Argel. como cervantinos en Francia, en Portugal ... no podemos ni queremos renunciar.


Si somos cervantinos, pleguémonos al compromiso por cambiar la realidad desde  el orden moral. Reconozcamos lo evidente: que Don Miguel tuvo sus desatinos  personales y sus cuitas con la justicia. Sin embargo, si hemos defendido que  hacemos lo que somos, deberemos convenir en que nuestro patrón siempre pretendió con sus obras dignificar la condición humana de sus convecinos, lo que  le dota de una dignidad y un humanismo genésicos; pero no sólo sus convecinos,  pues su preocupación iba más allá, hasta la consideración piadosa y plena de  generosidad para con sus enemigos. Así, en su obra teatral ese instrumento del que  se quiso siempre servir para mejorar su país desde el ejemplo, o en su prosa, con  sus Novelas Ejemplares, que ya por su propio titulo iban dirigidas a la evolución de  un país en estado de ruina, Don Miguel quiso hallar los cauces para su  compromiso de amejoramiento social un proceso moral que, en momentos como  el actual nos ayuda como faro cuando hacia el Príncipe de los Ingenios tornamos  nuestro rostro en busca de respuesta a nuestras pesadumbres. 
 
Y ese faro cervantino  se encuentra en la docencia y en la extensión universitaria, reflejos morales de la  luz del compromiso; ese faro cervantino se encuentra en la investigación y en la transferencia de conocimiento, luces que alumbran la oscuridad del momento de  debilidad moral que nos toca atravesar.

Si somos cervantinos, en fin. obedezcamos su ejemplo de rendir fidelidad a la  sociedad que le acogió a través de su Rey y de su literatura, a través de la fidelidad a la sociedad que deposita en nosotros su confianza a través de los principios que  siempre han gobernado nuestra Institución y que deben dirigir nuestro trabajo  diario: ser una comunidad de profesores y académicos que, responsablemente,  dedica su labor a formar a sus élites y a enriquecer su conocimiento para el  amejoramiento del conjunto de ese constructo social.

 

Seamos cervantinos, por tanto, allí en Chile y aquí en Valladolid en esta fecha de  hoy,  23 de abril, día de las letras, día de nuestro laico patrón, sobre estos
argumentos básicos, al menos sobre estos argumentos básicos, pues cumplir con lo  que somos. nos permitirá errar menos en lo que hacemos.

En nombre de todos -miembros del personal de administración y semcws,  profesores y alumnos- los que componemos esta Comunidad Universitaria, en la
que sabéis que siempre encontraréis un latido común, recibid nuestra más sincera  felicitación.


Un cordialísimo saludo.
 
 
                                                Fernándo Martín J. Fernández Antolín
                                                                RECTOR
                                             Universidad Europea Miguel de Cervantes
                                                   Valladolid  -  España el año 2004,

 

Derechos Reservados © 2011 Universidad Miguel de Cervantes. Mac Iver 370. Santiago Centro,
C.P. 8320170. Chile. / Teléfono: +56 (2) 2 927 34 00


calendario

+56 (2) 2 927 34 01
+56 (2) 2 927 34 02