Pensamiento Humanista y Cristiano

La Universidad, mediante su enfoque Humanista y Cristiano, ofrece una oportunidad para la comprensión del mundo y la valoración de la condición humana que se expresa en tres rasgos antropológicos fundamentales: el trabajo, la libertad y la comunicación. Mediante el trabajo, la persona desarrolla su capacidad creadora, transforma su entorno y satisface sus necesidades. La libertad le permite relacionarse con otros y ejercer su capacidad de optar y elegir. Trabajo y libertad exigen destrezas comunicativas, por cuanto se desarrollan en un entorno social. Por su parte, el cristianismo agrega un componente esencial a la visión humanista, en cuanto rompe el sentido autoreferente y egoísta de la acción humana y la proyecta hacia los otros en un sentido solidario y de servicio.