Hans Küng, partida de uno de los pensadores más determinantes que ha tenido la Iglesia desde el Vaticano II