“Nos creíamos invencibles”